Viaje a Vietnam. Presupuesto para 19 días y consejos para ahorrar

diciembre 27, 2016

Puesto de comida callejera en la playa de An Bang, cerca de Hoi An.
Cuando viajamos una de nuestras principales preocupaciones es el desembolso económico que nos va a suponer. ¿Encontraré vuelos a precio razonable sin escalas de 15 horas? ¿Las noches de hotel me van a costar riñón y medio? ¿Podré comer todos los días sin salirme de mi presupuesto? Y, lo más importante: ¿cuánto vale una cerveza?
Tenemos que empezar diciendo que nuestra opción de viaje no ha sido precisamente la más barata. Hemos buscado hoteles algo mejores que los típicos hostels de backpackers y nos hemos dado el capricho de alojarnos en un súper resort en la isla de Phu Quoc durante 3 noches. Los transportes entre ciudades no siempre han sido los más baratos y sí, hemos comido en sitios muy muy buenos (aunque esto último no implica que hayan sido caros).
Sin embargo, en los siguientes párrafos vamos a intentar desglosar un poco todas esas preguntas que también nos surgieron a nosotros, para explicar por qué  Vietnam es un país que podemos considerar barato para viajar.

El vuelo: Vietnam es un destino turístico al alza, por lo que numerosas aerolíneas nos permiten llegar tanto a Hanoi como a Ho Chi Minh City (HCMC). Desde España no existen vuelos directos, así que tenemos que estar preparados para hacer 1 o 2 escalas. En nuestro caso encontramos los vuelos desde Skyscanner, reservándolos con unos 2 meses de antelación. Los vuelos, ida y vuelta, cuestan habitualmente en torno a 500-600 euros por persona (con 2 escalas). A nosotros, 1127,78 € con ida a Hanoi y vuelta desde HCMC.
Primera escala: Aeropuerto Charles de Gaulle, en París.
Hoteles: la oferta hotelera es amplísima en Vietnam. Y su relación calidad/precio es insuperable. Las zonas más “rurales” (Tam Coc y Phong Nah) tienen precios mucho más ajustados y con hoteles/guesthouses más modestos; mientras que las grandes ciudades (Hanoi, Hoi An y HCHM) ofrecen hoteles bastante más caros que no tienen por qué ser mucho mejores en calidad. En general, nos decidimos por hoteles más que decentes, y siempre en habitación sólo para los dos y con baño privado. Y, como hemos dicho, estuvimos 3 noches en un resort de lujo en Phu Quoc… En hostels de habitaciones compartidas podemos encontrar camas desde poco más de 2 euros/noche. Pronto, en el blog, un post en el que detallaremos los alojamientos en los que estuvimos. 
El más barato: Linh's homestay, en Phong Nha. Habitaciones sencillas y dueños con una amabilidad extraordinaria.
El que más nos gustó: Serene Palace Hotel, en Hue.

El más caro: Famiana Resort & Spa, en Phu Quoc.
Transporte en Vietnam:
  • Vuelos a Phu Quoc: en nuestro caso viajamos a la isla desde el aeropuerto de Da Nang (haciendo escala en HCMC). De vuelta de la isla llegamos también a esta última ciudad. El trayecto, a partir de 45-50 € por persona.
  • Autobuses: únicamente tomamos un autobús público normal y corriente para ir de Halong a Ninh Binh. Por unas 4 horas de viaje pagamos 180000 dongs por persona (algo más de 7 euros). En las taquillas ponía algo de 120000, pero la taquillera nos cobró 180000. Nos lo explicó en vietnamita/inglés y no entendimos ni papa. Posible Probable timo, pero aún con todo nos salió mucho más barato que los autobuses que ofrecen a los turistas (nos lo ofrecían por 15$).
  • Sleeping bus: opción algo más cara que el autobús normal, pero permite ahorrarse una noche de hotel, es muy cómodo y una experiencia fantástica. Recomendados en todos los sentidos.
  • Trenes nocturnos a Sapa: son el mejor medio para dirigirse a esta región de las montañas. El tren suele ir lleno y, según hemos leído por internet, es muy recomendable reservarlo con antelación. Por ello, la mayor parte de los hoteles de Hanoi se ofrecen a hacer la reserva, probablemente ganando algo de dinero con ello. 2 billetes de ida y vuelta, en camarotes de 4 personas y trenes bastante buenos nos costaron 160 dólares. 
  • Taxis desde/al aeropuerto: tanto a nuestra llegada como para la salida decidimos contratarlos con el hotel (de 10$ para arriba). Algo más caro pero, sobre todo a la llegada, no queríamos toparnos con taxistas que hincharan el precio del taxi. 
  • Taxis urbanos: importante regatear bien. El precio varía mucho en función de la habilidad de cada uno para negociar. Tampoco cogimos muchos, así que no podríamos dar precios orientativos.
  • Bicicletas: en algunos hoteles (como los nuestros de Hoi An y Tam Coc) las alquilaban gratis. Vimos alquileres desde 3 a 5$ el día.
  • Motocicletas: si bien alquilaban en varias ciudades, únicamente las escogimos en Phu Quoc. 8$ por todo el día (ojo, caro, en el resto de destinos seguro que era más barato que en la isla).
Resguardo que nos facilitó el hotel para intercambiar por el billete de nuestro tren nocturno a Sapa.

Viajar en transporte público vietnamita es más complicado. Aquí, la caótica estación de autobuses de Halong.
Comida: ya hemos dicho por activa y por pasiva que la comida en Vietnam es una experiencia notable. Y, además, a un precio más que bueno. Así, en general, entrante + 2 platos + 2 bebidas por 10-12 euros en restaurantes. La comida en los puestecillos de la calle es bastante más barata. Nos dimos algún capricho (cenar los dos por unos 20-24 euros) y también probamos un sitio súúúúúúúúper barato en Hoi An que nos gustó bastante. 
Platos principales por entre 1 y 2 euros. Y de calidad más que aceptable. Cerca del mercado nocturno, en Hoi An.
Cocina bien elaborada y de alta calidad, también en Hoi An.
Cerveza: vamos a lo importante. En bares y restaurantes nos ofrecieron 4-5 cervezas vietnamitas distintas. De 15 a 30000 dongs (0,60 a 1,20 euros, aproximadamente).

Entradas a los monumentos: visitamos algunos monumentos gratuitos, mientras que los demás tenían precios asequibles (entre 1 y 4 dólares casi todos). No supondrá demasiado desembolso este tema.

Visitas/excursiones con guía: aquí nos dejamos gran parte del presupuesto, puesto que hay lugares que es imprescindible/recomendadísimo visitar con guía y esto siempre encarece el precio.
  • Crucero por la bahía de Halong: uno de los grandes desembolsos del viaje. Se puede optar por dormir en el crucero una o más noches. Pensamos que con una noche es más que suficiente, y es lo que hicimos. Estuvimos mirando varias ofertas, puesto que habíamos leído de barcos más baratos pero en muy malas condiciones, y al final reservamos con Garden Bay Cruises (que, además, nos lo habían recomendado). 306$ por todo: transporte en bus desde Hanoi, crucero con pensión completa (salvo bebida) y excursiones por la bahía.
  • Visita a las cuevas de Phong Nha: el parque nacional se puede recorrer por libre (generalmente en moto). Sin embargo, el mal estado de las carreteras y la llovizna nos hicieron preferir el contratar un tour guiado. Por unos 50$ cada uno tuvimos el autobús desde el pueblo al parque, la visita a Paradise Cave, la comida, y la “tarde de aventura” (tirolina, visita a la Dark Cave, breve paseo en kayak, y ¡barra libre de ron!). Sí, carillo, pero valió mucho la pena. 
  • Visita a My Son: las ruinas de My Son están a casi una hora de Hoi An. Se pueden visitar por libre aunque con guía se aprende más. Por 6$ cada uno tuvimos el transporte ida y vuelta, la entrada y la visita guiada de unas 2 horas. Precio correcto.
Nuestro barco, de la compañía Garden Bay Cruises.

Nuestro (peculiar) guía, en My Son.
Otros gastos inevitables:
-    Seguro de viajes: lo hicimos con IATI, 56,44€ por persona,
-    Visado por internet: 36,5$ entre los dos.
-    Pago a la entrada de Vietnam: 50$ más. Grrrrrrrrrr…





RESUMEN DE LOS GASTOS (para 2 personas, en euros):



PEQUEÑOS CONSEJOS PARA AHORRAR DINERO EN EL VIAJE A VIETNAM

Como siempre, “a toro pasado” nos damos cuenta de cómo podríamos habernos ahorrado algunos euros. Aquí van unos cuantos trucos:
  • Para moverse de los aeropuertos a nuestro alojamiento, la mayor parte de hoteles ofrecen servicio de recogida. Los precios están infladísimos. Se puede negociar/regatear con los taxistas que esperan en la puerta. En el aeropuerto de Ho Chi Minh City, en la zona de llegadas, había unos mostradores de compañías de taxis que ofertaban el trayecto al centro por 180000 dongs (unos 7 euros). El autobús 152 lleva al céntrico mercado de Ben Thanh, por un precio notablemente menor.
  • Desplazarse de Lao Cai a Sapa: al llegar en el tren nos avasallan decenas de conductores de furgonetas privadas. Por mucho que regateemos, nunca llegaremos al precio del autobús público. Éstos, de color amarillo, se sitúan saliendo de la estación de tren a la izquierda. El trayecto dura aproximadamente el mismo tiempo, es cómodo y nos cuesta más o menos la mitad que en furgoneta.
Saliendo de la estación de Lao Cai, a la izquierda, encontraremos los autobuses amarillos con destino a Sapa.
  • Siempre que podamos coger los autobuses públicos para vietnamitas. En todo momento nos van a “ofrecer” autobuses que solo utilizan turistas, bastante más caros. Buscando y preguntando mucho podemos encontrar los autobuses “locales”. Utilizamos esta opción para ir de Halong a Ninh Binh y resultó una experiencia fascinante.
Interior de la estación de autobuses de Halong. Aunque probablemente nos timaron, es mucho más barato viajar en transporte "vietnamita" que el que ofrecen siempre a los turistas.
  • Utilizar los sleeping bus nocturnos para moverse entre ciudades. Están bien de precio, son cómodos y nos permiten ahorrar una noche de hotel. Además, lo consideramos una de las experiencias obligatorias de cualquier viaje a Vietnam (esos neones de colores…).
Los sleeping bus conllevan comodidad, experiencia fascinante y ahorro de noche de hotel. ¿Por qué no probarlos?
  • Llevar la tarjeta de estudiante universitario: como en cualquier país. Aunque no la pudimos utilizar en muchos lugares (museo de historia de Hanoi y algún lugar más que no recordamos), nunca está de más ahorrarse unos eurillos.
  • Moverse en bicicleta por los alrededores de Tam Coc y Hoi An: aunque con moto se puede llegar más lejos y más rápido, en ambos lugares el alquiler de la bici nos salió gratis y nos pareció la opción perfecta para acercarnos a pagodas y pequeños pueblos.
Fernando Escartín y Miguel Induráin surcan veloces las llanurasde Tam Coc.
  • Llevarse botellas de agua al crucero de Halong. Sí, suena cutre, pero lo hace bastante gente. En los cruceros está todo incluido excepto la bebida, cuyos precios son totalmente europeos (¡hasta 2 euros la cerveza!). Nosotros lo hicimos y encantados estamos.
  • Ser bueno regateando. Aquí ya depende de la habilidad de cada uno. En Vietnam se puede negociar el precio de casi cualquier cosa, así que si somos buenos negociadores podemos obtener muy buenos precios. Y sí, tranquilos que el vendedor nunca perderá con la transacción.
  • Saltarnos las comidas. ¡No! ¡No estoy diciendo que no comamos por ahorrar! En la mayor parte de los alojamientos de Vietnam los desayunos, aparte de riquísimos, son tremendamente abundantes. Incluyen platos de pho, noodles, y demás. Si os encanta desayunar fuerte (como a nosotros), podréis pasar el día simplemente picando algo en los puestos callejeros y llegar hasta la cena (que, por otro lado, suele ser temprano, sobre las 19:00).
Abundante plato de pho de cerdo acompañando al café con leche. La combinación perfecta para un nutritivo desayuno.
En muchos hoteles el desayuno es tipo buffet y te permite ponerte las botas hasta no poder más. Suficiente para aguantar hasta la cena.
  • Ver Phu Quoc en modo barato: los precios en Phu Quoc son bastante más altos que en el resto de Vietnam. En lugar de los carísimos resorts, existen guesthouses y pequeños homestays por poco más de 7 euros la noche.  
  • Probar la comida callejera: está por todos lados y los precios son mucho más baratos que en los restaurantes abarrotados de turistas.
Los puestos de comida callejera abundan, y muchas de sus especialidades son buenísimas.
Muchos bares constan de pequeñas mesas y diminutas sillas de plástico. Son sinónimo de buenos precios y calidad notable.
 ¿Se os ocurre alguna manera más para ahorrar en el viaje? Nos lo podéis decir aquí abajo, en los comentarios ;)





Te puede gustar...

4 comentarios

  1. Os voy a contratar para mi próximo viaje. Sois geniales.
    Fuera de bromas ,si alguien quiere ir a Vietnam vuestros consejos les serán muy útiles.
    Gracias por compartir vuestro viaje.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Gracias a ti por seguirnos, Begoña! Nos alegramos de que te guste y, sobre todo, de que nuestras experiencias puedan servir de ayuda a otros. Un saludo!

      Eliminar
  2. Muchas gracias por vuestro blog! Hemos llegado hace muy poco de Vietnam y cuando lo estábamos preparando leímos mucho de vuestros consejos y nos ayudaron mucho durante el viaje! Cuál es vuestro próximo viaje? :p

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola, Elena!¡Nos alegramos mucho de que os haya servido de ayuda el post!
      Con respecto al próximo viaje, de momento no tenemos nada planeado, pero llevamos varias ideas en mente... ;)

      Eliminar