Blog de viajes y montaña
 
Con botas y mochila

Excursión por la Faja Canarellos, el Ordesa más solitario

Hablar de Ordesa es, para quienes nos encontramos tras este teclado, hablar de belleza en estado puro. De grandeza, majestuosidad, de una oda a la perfección natural. De un excelso valle salpicado de cascadas, rodeado de verticales paredes y decorado por un frondoso manto caducifolio, multicolor en época otoñal. No…

El fascinante otoño en el Parque Nacional de Ordesa y Monte Perdido

El Parque Nacional de Ordesa y Monte Perdido, que este año celebra su 100º aniversario, no necesita ningún tipo de presentación. Sus verticales paredes, montañas altivas, ríos de aguas rugientes, exuberante fauna y variada vegetación lo convierten en un lugar único en el mundo. Si nos acercamos a conocerlo en…

Ordesa en otoño: Cola de Caballo por la Senda de los Cazadores

Ordesa en otoño. Podríamos afirmar, sin temor a equivocarnos, que es uno de los paisajes más hermosos del mundo. Un impresionante valle glaciar, con su característica forma de «U», delimitado por verticales paredes, tapizado de un bosque de hayas y otros árboles que en época otoñal nos regalan una infinita gama de…

Castillo d’Acher (2384 m), desde la Selva de Oza

Fortaleza infranqueable, inmensa mole vertical, grandiosa atalaya, imposible valle colgado… Son muchos los mayestáticos adjetivos con los que se puede calificar al mítico Castillo d’Acher, una de las cumbres por excelencia del entorno de la Selva de Oza y del Parque Natural de los Valles Occidentales.A pesar de sus modestos…

Ibón de Lavasar desde el Refugio de Lavasar: belleza efímera

Uno de los parajes que más nos ha sorprendido últimamente ha sido el del Ibón de Lavasar con las magníficas Agullas de Lavasar de fondo, en un recóndito rincón del Valle de Chistau. Algunos amigos y conocidos lo habían visitado y esa imagen, tan bucólica como ruda y agreste se…

Ruta circular al Mirador de Partara, desde Aínsa

Son muchos los rincones sorprendentes que nos ofrece el Pirineo aragonés. Cumbres elevadas, formaciones inverosímiles, idílicos ibones y verdes valles. Pero, además, resulta gratificante conocer otros rincones más modestos, que se podrían incluso calificar de secundarios pero que, por otro lado, son sumamente gratificantes para quien los visita.Es el caso…