Blog de viajes y montaña
 
Trekking de Laugavegur, Islandia: todo lo que debes saber

Trekking de Laugavegur, Islandia: todo lo que debes saber

Hay aventuras de esas que dejan huella. Que requieren de importantes preparativos, planificación, organización y preparación física. Que van a requerir dar el 100% de uno mismo, que van a otorgar tanto satisfacción como algunos momentos de sufrimiento. Que no van a resultar sencillas, pero que van a suponer un recuerdo indeleble. Hay aventuras tan irrepetibles que sólo querremos repetir una y otra vez.
Es el caso del Trekking de Laugavegur, en las tierras altas de Islandia. Quizá el más popular del país, que recorre unas decenas de kilómetros desde el majestuoso entorno de Landmannalaugar hasta los sorprendentes parajes de Þhorsmork, atravesando coladas de lava, parajes volcánicos, nieves eternas, gélidos ríos y paisajes de otro planeta.
Hoy en el blog contamos una entrada muy especial, sobre una de las grandes rutas senderistas de todo el mundo. Hoy hablamos del Trekking de Laugavegur, en Islandia, detallando los preparativos, las dudas más frecuentes y nuestra experiencia detallada. ¿Nos acompañas a caminar por las tierras altas del país de hielo y fuego?

Preparativos para el Trekking de Laugavegur: antes de viajar

Para una aventura como esta es necesario planificar todo con tiempo. En primer lugar porque es posible que no dispongamos de todo el material necesario para afrontar la ruta y tengamos que comprar alguna prenda de abrigo, accesorios que nos ayuden a orientarnos o, simplemente, la comida que planeemos llevar.
Por otro lado, y quizá el aspecto fundamental: es preciso reservar los refugios. Y estos están muy solicitados, por lo que pueden llenarse y condicionarnos en buena medida los días en que realizar el trekking o incluso la duración del mismo.

A lo largo del camino hay varios refugios, todos ellos acogedores y en perfecto estado.

En nuestro caso disponíamos de todo el material preciso, por lo que no tuvimos que comprar nada adicional. Reservamos los refugios con, aproximadamente, un mes y medio de antelación (a la postre vimos que era poco tiempo) y no pudimos reservarlos todos los días que nos interesaban. Así, tuvimos que acortar el trekking y realizarlo en tres días (en lugar de los cuatro habituales) para ajustarnos a la disponibilidad de alojamientos.
Recomendaríamos, por tanto, que la reserva de los alojamientos fuera una de las primeras cosas a hacer en la planificación de un viaje a Islandia (y, sin duda, la primera a la hora de preparar el trekking de Laugavegur), idealmente con varios meses de antelación.

Es preciso reservar los refugios con mucha antelación. En nuestro caso no pudimos dormir aquí, en el Refugio de Hrafntinnusker.

Refugios en el Trekking de Laugavegur

Lo comentábamos en el apartado anterior: reservar los alojamientos es la prioridad número uno a la hora de preparar el Trekking de Laugavegur. En primer lugar es preciso contactar, a través de la página web de la Asociación Turística de Islandia para preguntar por la disponibilidad de los mismos en la fecha que se desee. Una vez se recibe confirmación de la disponibilidad de dichas fechas, se debe realizar el pago (con tarjeta de crédito) a través del enlace que se facilita y, posteriormente, se recibe en el correo electrónico el comprobante de pago y la confirmación de la reserva. El precio de los alojamientos se actualiza cada año, pudiéndose consultar en esta página web.
Los alojamientos que se pueden encontrar a lo largo de la ruta son los siguientes:
Landmannalaugar: el punto donde comienza la ruta posee un refugio con capacidad para 78 personas, y dispone de todo tipo de facilidades. El refugio está abierto durante todo el año, aunque el acceso debe realizarse en vehículo 4×4 en verano (finales de junio a mediados de septiembre) o bien en vehículos adaptados a la nieve/motos de nieve/esquís el resto del año (lo cual hace muy poca gente). Muchos de quienes realizan el trekking no duermen en este refugio, puesto que al llegar a Landmannalaugar comienzan ya la primera etapa del mismo. Más información sobre este refugio aquí.

Amplia habitación en el Refugio de Landmannalaugar.
Zona de cocina-comedor. Limpia y cuidada.

Hrafntinnusker: construido en 1977, puede acoger a 52 personas. Se halla a unos 1100 metros sobre el nivel del mar, por lo que incluso en pleno verano puede encontrarse rodeado de nieve. Suele representar la primera parada del trekking. Sólo abre en temporada estival. Más información aquí.

Aunque no pudimos dormir en el refugio, sí que paramos a comer algo en las mesas de la entrada.

Álftavatn: realmente se trata de dos edificios contiguos, en los que se pueden alojar hasta 72 personas. Se sitúa junto al fotogénico lago del mismo nombre, en un paraje idílico. Para muchos supone la segunda parada del trekking, aunque es posible (como en nuestro caso), juntar las dos primeras etapas y pasar aquí la primera noche. Sólo abierto en verano. Más información aquí.

Refugio de Álftavatn.
Sencillo pero muy confortable.

Emstrur: tres pequeñas cabañas conforman el refugio, con una capacidad total de 60 personas. En una colina cercana se puede encontrar cobertura telefónica; merece la pena caminar durante unos 15-20 minutos para acercarse a contemplar el Cañón del Río Markarfljót, cerca del refugio. Sólo abierto en verano. Más información aquí.

Llegando al Refugio de Emstrur.
Nuestra habitación en el refugio.
En cada una de las cabañas hay zona común, con cocina y pequeño comedor.

Þórsmörk: en el lugar donde finaliza el Trekking de Laugavegur hay un gran refugio, con todo tipo de facilidades. Muchos de quienes realizan el trekking ya no duermen aquí, sino que toman directamente el autobús que lleva hasta Reykjavik. Suele estar abierto desde mediados de mayo hasta primeros de octubre. Más información aquí.

Todos estos refugios están bien preparados para acoger al senderista que afronta el Trekking de Laugavegur. Tienen cocina de gas, utensilios de cocina y agua corriente (fría), lo que facilita la labor a la hora de preparar la comida y rellenar nuestras cantimploras/botellas. Todos ellos, salvo Hrafntinnusker, ofrecen la posibilidad de ducharse con agua caliente, por un precio relativamente caro, eso sí.
Los refugios están calefactados, bien sea con energía geotérmica o con gas, por lo que la temperatura en su interior es muy agradable. Por tanto, aunque sí es necesario llevar un saco de dormir, no es necesario que este sea de invierno ni muy pesado, con uno de verano es más que suficiente.
Aunque lo habitual es cargar con la comida a lo largo del trekking, en todos los refugios se pueden comprar cosas sencillas (comida deshidratada, refrescos, chocolatinas…), así como hornillos y cartuchos de gas. Esperar precios elevados, eso sí.

Zona de cocina, con todos los utensilios precisos para poder preparar la comida.

En el refugio de Álftavatn hay un pequeño restaurante donde se puede elegir entre una pequeña variedad de platos calientes.
Como otras normas generales, en los refugios:
– Al llegar conviene contactar con el guarda del refugio, quien nos explicará las reglas de funcionamiento del mismo y nos puede dar consejos, la previsión meteorológica, etc…
– La limpieza y el orden en los refugios son extraordinarios. Conviene ser cuidadoso y dejar todo tal y como se encontró.
– Totalmente prohibido fumar en el interior, así como acceder con las botas de montaña.
– Respetar, estrictamente, el horario nocturno, evitando hacer ruido.

Siempre hay que dejar todo limpio y ordenado como se encontró. Este es el Refugio de Landmannalaugar.

En nuestro caso reservamos los refugios con no demasiada antelación, por lo que no pudimos realizar el trekking en las cuatro jornadas deseadas, reduciéndolo a tres pero añadiendo una noche en Landmannalaugar antes de empezar el trekking, lo que nos permitió conocer sus alrededores. Así dormimos en Landmannalaugar, Álftavatn y Emstrur, disfrutando de sus acogedoras estancias y pudiendo descansar de maravilla en todos ellos.

Además de los refugios, otra opción es acampar junto a los mismos. En dicho caso es preciso llevar todo el material (incluyendo sacos de invierno y ropa de mucho abrigo), sabiendo que es necesario pagar por el camping, permitiéndose el acceso a las duchas (pago aparte) y los baños de los refugios pero no siendo posible acceder a las cocinas. Toda la información sobre acampar en el Trekking de Laugavegur viene detallada en esta página web.

Junto a todos los refugios hay una zona para poder acampar.

Trekking de Laugavegur: ¿cómo llegar a Landmannalaugar?

El punto de comienzo del trekking es en Landmannalugar, en el interior de las tierras altas de Islandia. Se trata de un paraje alejado del resto de lugares turísticos, al que se accede (en los meses de verano) por una pista sólo transitable por vehículos 4×4.
Aunque si se dispone de un vehículo de este tipo se puede llegar hasta Landmannalaugar sin ningún problema, el trekking finaliza en Þhorsmork, a unos 50 km, por lo que la opción más habitual es tomar un autobús 4×4 que parte desde la estación de autobuses BSI en Reykjavik.
Dicho autobús se encuentra disponible en temporada estival, desde mediados/finales de junio a mediados de septiembre, y sale desde la estación BSI de Reykjavik a primerísima hora de la mañana, empleando poco más de cuatro horas en llegar al destino. Aunque se pueden comprar los billetes en el propio autobús, es más que recomendable comprarlos con antelación online para garantizar plaza en los mismos. Toda la información sobre horarios, fechas y precios actualizados de las diferentes compañías se pueden encontrar en las páginas web de Reykjavik Excursions  o Travel Experiences .

Preparados para partir hacia Landmannalaugar.

En nuestro caso reservamos, con antelación, el autobús con Reykjavik Excursions, que nos llevó desde la BSI de Reykjavik hasta Landmannalaugar a la ida y nos recogió en Þhorsmork, devolviéndonos a la BSI, a la vuelta. Todo bien, aunque precios elevados.

En este autobús 4×4 regresamos de Thorsmork a Reykjavik.

Mejor época para realizar el Trekking de Laugavegur

Realmente, no es que haya una mejor época sino que el verano es la única época en que se puede realizar el trekking. Fuera de la temporada estival el acceso a Landmannalaugar es sumamente complejo (las carreteras/pistas están cerradas y sólo se puede llegar con esquís/moto de nieve/vehículos especiales) y los refugios de la ruta también se hallan cerrados, a lo que habría que sumar unas condiciones meteorológicas extremas.
Por tanto, el Trekking de Laugavegur se realiza en verano, con fechas aproximadas desde finales de junio a mediados de septiembre (en función de la nieve y la meteorología de cada año).
Hay que tener en cuenta, no obstante, que hay que hablar de verano de manera muy relativa. Nos encontraremos en Islandia, en sus tierras altas, por lo que es sencillo que las temperaturas sean frías, pisemos nieve en algún tramo, encontremos niebla, fuertes vientos o incluso ventisca de nieve.

Con toda seguridad atravesaremos zonas con nieve.
La niebla, como siempre en montaña, puede resultar peligrosa.

Por ello va a ser fundamental llevar un equipamiento adecuado (ver apartado correspondiente en esta entrada), tener en cuenta las previsiones meteorológicas (a consultar aquí) y consultar con el guarda del refugio al llegar y antes de comenzar una nueva etapa.
Por último, también es preciso saber que debido a su localización tan septentrional, en Islandia hay días en que aunque el sol sí se pone (la isla se halla por debajo del Círculo polar ártico) prácticamente no llega a oscurecer del todo. Esto ocurre a finales de junio, siendo los días cada vez más cortos conforme se avanza en el verano.

En los refugios podemos obtener información meteorológica actualizada.

En nuestro caso realizamos el trekking a primeros de julio, y pudimos disfrutar de días muy largos, con pocas horas de noche. Con respecto a la meteorología fue variada, incluyendo algunos ratos de sol radiante la primera jornada, niebla densa (y peligrosa) ese mismo día, cielos nublados la mayor parte del tiempo y algún momento de lluvia ligera. Como ves, conviene ir adecuadamente preparados para afrontar todas estas eventualidades.

Sí, esto es bastante frecuente en el trekking.

¿Cuántos días son necesarios para realizar el trekking de Laugavegur?

Vale, sí, resultará obvio pero la respuesta es depende. Se trata de una ruta de 55 kilómetros que generalmente se divide en cuatro etapas pero que, en función de la forma física, los días disponibles y las plazas vacantes en los refugios se puede acortar.
Como decíamos, generalmente el Trekking de Laugavegur se divide en cuatro jornadas y, por tanto, se duerme tres noches en el camino (en los refugios de Hrafntinnusker, Álftavatn y Emstrur, por este orden). Realizando así la ruta las jornadas se hacen más llevaderas y cómodas, pudiendo disfrutar de los paisajes con más calma y apreciando todos los fascinantes detalles que nos regala el entorno. Para nosotros, es la mejor opción (y así lo hicimos en nuestra primera vez en el trekking, allá por 2012).
Otra opción es realizar el trekking en tres etapas. En dicho caso, lo habitual es juntar la primera y la segunda etapa, saliendo una jornada algo más larga pero soportable. Así, no se duerme en el Refugio de Hrafntinnusker y se pasa la primera noche en Álftavatn y la segunda en Emstrur. 

Lo ideal son cuatro jornadas, aunque haciéndolo en tres también es bastante llevadero.

Para aquellos que se encuentran en mejor forma física existe la posibilidad de realizar el trekking en dos días, durmiendo únicamente una noche, en el Refugio de Álftavatn. Consideramos que no merece la pena porque supone largas etapas y no se disfruta tanto del recorrido.
Sea cual fuere la opción que se eligiera, si se tiene tiempo y apetece, una posibilidad es, antes de comenzar la ruta, pasar una noche en el Refugio de Landmannalugar y así poder conocer sus espectaculares alrededores.
En nuestro caso llevábamos la idea de realizar la ruta en cuatro días, pero no fue posible porque no teníamos plaza en el primer refugio, el de Hrafntinnusker. Así, nos vimos obligados a realizarlo en tres días, durmiendo en los refugios de Álftavatn y Emstrur. La primera jornada quizá se nos hizo un poco más larga de lo que esperábamos, pero de todos modos fue llevadera.
Adicionalmente, antes de comenzar el trekking nos quedamos una noche en el excelente Refugio de Landmannalaugar, y así el día previo a comenzar el trekking pudimos estirar las piernas y conocer sus fabulosos alrededores.
En resumen: si se puede en cuatro días es lo ideal; sin embargo, en tres días resulta una opción razonable.

Es buena idea dedicar un día, antes de comenzar el trekking, a conocer el entorno de Landmannalaugar.

Trekking de Laugavegur: ¿qué llevar?

Vamos a recorrer terrenos inhóspitos, agrestes y salvajes por el interior de Islandia, el país de hielo y fuego. Y ese mote no viene dado porque sí: en el trekking se transita por zonas volcánicas y terrenos con nieve perenne, por lo que hay que ir exquisitamente preparados.
En cuanto a la ropa, tenemos que estar preparados para temperaturas frías o muy frías, la muy frecuente previsión de precipitaciones y la menos frecuente (por fortuna) pero peligrosa posibilidad de temporales de nieve. Por tanto, nuestra ropa debe adaptarse a todas estas eventualidades. Se recomienda, al menos:
– Botas de montaña impermeables.
– Ropa de abrigo: camisetas térmicas, cortavientos, chaqueta de plumas, mallas térmicas…
– Ropa impermeable: imprescindible llevar una buena chaqueta impermeable, más que recomendable llevar (por si acaso) un cubrepantalón impermeable.
– Guantes, gorro, pasamontañas/buff/braga.
– Gafas de sol.
– Sandalias/chanclas de descanso: para los refugios y también para cruzar los ríos.

Indudablemente hay que llevar ropa impermeable y de abrigo.

Se trata de un trekking de, a lo sumo, cuatro días de duración, por lo que no es necesario llevar excesivas mudas o ropa, pero teniendo en cuenta la posibilidad de lluvia, siempre está bien tener ropa de repuesto en la mochila para poder cambiarse al llegar al refugio.
Una mochila de 35-45 litros puede ser suficiente, debiendo ir acompañada de una funda impermeable.
Otras cosas a llevar en la mochila:
Botiquín: como siempre, indispensable.
Saco de dormir: no necesario que sea de invierno, puesto que en los refugios la temperatura es muy agradable.
Botellas/cantimplora/camelback: para poder rellenar agua en los refugios.
Bastones de senderismo: opcionales, hacen el caminar más cómodo.
Linterna frontal: aunque en verano hay pocas horas de noche, nunca está de más llevarlo por lo que pudiera pasar.
Reloj GPS/mapa/brújula: los consideramos imprescindibles (llevar los tres). Es bastante probable que a lo largo de la ruta haya niebla, y llevarlos nos puede salvar de un buen susto. En nuestro caso, tras pasar el refugio de Hrafntinnusker nos envolvió una densa niebla y no veíamos claramente las indicaciones del camino. Gracias a llevar el track de la ruta en el reloj GPS pudimos orientarnos fácilmente.
Toalla microfibra: pequeña, nos puede ser útil al llegar a los refugios si nos duchamos o, simplemente, para secarnos si ha llovido.
Protector solar/protector labial: siempre que se sale a hacer senderismo hay que protegerse del sol. Si hay nieve en los alrededores, con más motivo todavía.
Neceser: minimalista, a ser posible.
Teléfono móvil y cargador: nunca pueden fallar en la mochila.
Batería externa: en los refugios no hay electricidad, por lo que resulta sumamente útil.
Cámara de fotos y baterías de repuesto: hay que retratar tanta belleza, sí. 

Mochila completa, pero intentando que no pese demasiado.

Con respecto a la comida, a gusto del consumidor. Como adelantábamos en la entrada de introducción y preparativos para un viaje a Islandia por libre, algunos productos son bastante más caros en Islandia, por lo que merece la pena traerlos de casa. No obstante, muchos de ellos se pueden comprar allí, el día previo al trekking, en cualquier supermercado.
Dado que en todos los refugios hay agua corriente, utensilios de cocina y fuego para poder cocinar, lo más habitual es llevar pasta, arroz o comida precocinada que se pueda calentar en una olla con agua. Es sencillo, además, encontrar platos de comida ya preparada, deshidratada, en cualquier supermercado. Por último, siempre está bien llevar bolsitas de té para el desayuno, algunos dulces o frutos secos, pan de molde y algunos embutidos.
De todas maneras, en los refugios se puede comprar algo de comida para cocinar, a precios caros pero que podrían salvar de un apuro.
En nuestro caso llevamos algo de pasta, latas de atún, tomate, una lata de garbanzos con espinacas y comida deshidratada. Un alimento que nos vino de maravilla fue la crema de cacahuete, deliciosa y altamente energética.

En los supermercados de Islandia resulta sencillo encontrar comida idónea para el trekking. La comida deshidratada es la más práctica.

Trekking de Laugavegur: preguntas frecuentes

Además de todo lo contado previamente, siempre surgen algunas dudas sobre el trekking:
¿En qué sentido realizar el trekking? No hay duda, en sentido norte-sur, comenzando en Landmannalaugar y finalizando en Þhorsmork. Hay que tener en cuenta que los refugios sólo se pueden reservar siguiendo ese orden y que, además, haciéndolo en sentido norte-sur el desnivel final es más favorable y las vistas durante el camino son más espectaculares. En la próxima entrada del blog detallaremos la ruta y cada una de las etapas.

¿Es díficil la ruta? El Trekking de Laugavegur es una ruta de larga distancia por las tierras altas de Islandia pero que carece de pasos de escalada, expuestos o complicados. Sin embargo hay que tener en cuenta varios factores: durante la ruta se cruzan ríos de aguas gélidas (sin puente), es probable pisar nieve durante la ruta (se llega hasta los 1100 metros de altitud) y la niebla es frecuente, sobre todo en los alrededores del Refugio de Hrafntinnusker.

El único tramo con nieve y cierta pendiente que encontramos.
Este tramo, que tendría su miga, se halla perfectamente habilitado.

¿Está bien señalizado el camino? Sí, el camino a seguir es evidente, periódicamente hay paneles indicadores de la distancia a los refugios y la senda está bien señalizada con hitos de piedra o estacas de madera. Además, dado que en temporada estival bastante gente realiza la ruta, no suele haber problema en seguir la senda. Sin embargo, las inclemencias meteorológicas pueden dificultar la tarea, por lo que resulta imprescindible llevar reloj GPS con el track de la ruta, brújula y mapa (este último se puede comprar en Landmannalaugar).

Incluso en las zonas con nieve el camino es evidente.
Periódicas indicaciones nos confirmarán que vamos por el buen camino.

¿Cómo cruzar los ríos? A lo largo de la ruta hay al menos tres ríos que se deben cruzar atravesando el cauce. Hay que quitarse las botas, calzarse sandalias y nada más llegar a la otra orilla secarse rápidamente los pies, puesto que las aguas son gélidas. Los ríos no resultan complicados de cruzar, pero en uno de ellos el agua llega, aproximadamente, un poco por encima de la rodilla. Siempre hay que atravesarlos por la parte en que son más anchos, puesto que allí la profundidad será menor y la fuerza del agua también disminuye. Extremar siempre la precaución en estos lugares.

Una de las principales dificultades de la ruta es cruzar estos ríos de aguas gélidas.
Sí, el agua está muy fría.

¿Hay cobertura de telefonía? Estamos en las tierras altas de Islandia, por lo que la cobertura telefónica va a ser muy irregular. Si bien en algunos refugios hay algo de cobertura, por ejemplo en el de Emstrur hay que acercarse a una cercana colina.
¿Hay WIFI en los refugios? No, no hay WIFI, aunque en algunos puntos de la ruta sí que llega la señal 4G.
¿Puedo cargar el móvil o las baterías de la cámara en los refugios? No, en los refugios no hay enchufes, por lo que asegúrate de llevar todos tus aparatos electrónicos con la batería llena, baterías de repuesto y una batería externa.

Caminamos por parajes recónditos, por lo que la cobertura telefónica va a ser irregular.

¿Puedo encontrar agua en el camino? En todos los refugios hay agua potable para su consumo sin ningún problema. Asegúrate de rellenar bien tu botella/cantimplora antes de comenzar cada jornada del trekking.
¿Necesito llevar utensilios de cocina? No, en todos los refugios hay todo lo necesario para poder cocinar y comer. Preocúpate únicamente de llevar la comida que precises para toda la ruta.

En los refugios tendremos todo lo necesario para cocina. Sólo hay que llevar la comida.

Una vez sabemos todo lo necesario para preparar el Trekking de Laugavegur pasamos a describir cada una de las etapas, con los mapas, datos técnicos y el track GPS. Pero eso, ya sabes…¡lo contaremos en la próxima entrada del blog!

¡No te pierdas la próxima entrada, que contaremos todos los detalles de la ruta!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *